Ventilación VMC

La ventilación mecánica controlada (VMC) es el corazón de la vivienda, nos permite disponer de aire limpio 24 horas al día durante 365 días al año, reducirá la presencia de polvo y ruido. Si lo que hay fuera de casa nos resulta desagradable, pues mantengamos las ventanas cerradas sin preocuparnos por las condiciones de salud dentro de casa y además nos permitirá ahorrar mucho dinero en climatización.

diseño

Una vez analizado el diseño de la vivienda sobre planos, realizamos la planificación y cálculo del sistema de ventilación con recuperación de calor trabajando en equipo con arquitectura para integrar la solución más adecuada, realizando un estudio técnico y económico "llave en mano" sin sorpresas, ni imprevistos.

La planificación comienza en sobre el proyecto analizando caudales necesarios, zonas de extracción y de admisión, la disposición del equipo, silenciadores, conductos, válvulas, etc.

Gracias a nuestra experiencia, podemos ser de gran ayuda.

EJECUCIÓN

Si nuestra oferta técnica y económica es admitida, planificamos la coordinación y encaje con el planning previsto de ejecución de obra y comenzamos a trabajar.

Es fundamental un trabajo cuidadoso, manteniendo en todo momento la limpieza de conductos y evitando la contaminación del sistema durante la ejecución de la obra.

El trabajo se desarrolla en diversas fases conforme avanza la obra, al final dispondremos de un sistema que nos hará la vida más sana y confortable, además de comenzar a ahorrar dinero de forma permanente.

REGULACIÓN

Una vez puesta en marcha la instalación se debe realizar la regulación de todo el conjunto para adaptarla a los cálculos de caudales previsto en el proyecto, eso asegura que la intalación cumplira con su misión perfectamente, manteneniedo los niveles adecuados de renovación de aire. Para esto ejecutamos un protocolo de regulación y equilibrado.

Ahora estamos seguros de que si necesitamos mantener nuestras ventanas cerradas, nuestra familia disfrutará de una calidad de aire adecuada sin niveles altos de CO2 y de forma muy confortable.

Ventilar es necesario y debemos hacerlo de la manera más inteligente posible.