Passivhaus

Requerimientos básicos de una vivienda Passivhaus

Planificación de un aislamiento muy bueno en paredes, techo y suelo, adaptándose al entorno (clima, orientación, diseño, etc). Si el aislamiento es deficiente nuestra sensación de confort desaparece, tendremos frío o calor y nos supondrá gastar más dinero en energía para intentar calentar o refrescar la casa.

Eliminación de puentes térmicos, sitios donde no hay aislamiento y todos esos puntos en los que entra frío o calor cuando no queremos, donde se producen humedades y manchas, pareciendo hongos poniendo en riesgo nuestra salud. Aumenta la posibilidad de contraer enfermedades respiratorias como el asma, sinusitis, e infecciones pulmonares como la bronquitis.

Colocación de buenas carpinterías y vidrios adecuados al exterior, tendremos que invertir un poco más en el momento de la construcción, pero evitaremos vidrios empañados, humedades en torno a la ventana, entrada de aire no deseada y sensación de frío o calor cuando queremos descansar junto a una ventana. Gastaremos menos dinero en energía y tendremos más confort.

Buena hermeticidad en toda la piel de la casa. Por fin desde 2020 la normativa comienza a tener esto en cuenta, aunque aún no con la calidad necesaria, debemos evitar que entre aire descontrolado a través de tabiques, huecos o instalaciones. Esto provoca disconfort, mayor gasto de energía para calentar o refrescar la casa, produce patologías y envejecimiento prematuro de nuestra casa. El aire debe entrar cuando queremos y por donde consideramos más adecuado, no de manera descontrolada.

Ventilación permanente con aire limpio. Está comprobado que un aire limpio prolonga la vida y nos hace descansar mucho mejor. Cuando hace frío o calor, tendemos a cerrar las ventanas y conectar la climatización, si no ventilamos, de manera automática comienza a subir el nivel de CO2 pasando rápidamente de las 1000 ppm de CO2 que recomienda la OMS como umbral saludable.

Necesitas un técnico especialista

El estándar passivhaus es riguroso, con cálculos precisos y además desde el diseño hasta el final de la construcción se mantiene un control exhaustivo de todo el proceso.

Una vivienda con certificado Passivhaus es una vivienda de confianza que funciona de por vida, sin embargo una vivienda "tipo passivhaus", no será más barata y posiblemente funcione o posiblemente no, solo lo podras comprobar cuando ya esté terminada, la inversión no es pequeña para que al final sea una lotería.

Busca un técnico acreditado por el Passivhaus Institut, el sabrá aconsejarte

Apoyate en personas con experiencia, no vas a comprar al super, vas a invertir en tu casa.